NOTICIAS

Sabías que el famoso dicho popular “hay gato encerrado” no tiene nada que ver con nuestros felinos domésticos

Es quizás una de las frases más usadas cuando se desconfía de alguna persona o cosa porque algo oculta.
.
Lo cierto es que el origen de la expresión se remonta a los siglos XVI y XVII (Siglo de Oro) cuando se puso de moda llamar «gato» a la bolsa o talego en que se guardaba el dinero.
.
Era habitual llevarlo, como remedio a posibles hurtos, escondido entre las ropas o guardado a buen recaudo en algún lugar de la casa.
.
La víctima en el punto de mira de los ladrones solía ser vigilada para ver si tenía dinero y donde lo llevaba.
.
La consigna que se daban entre sí los amigos de lo ajeno consistía en decir si allí había «gato encerrado» o, lo que es lo mismo, una bolsa con dinero escondido.
.
Hechas con piel de ese animal, se les empezó a llamar popularmente «gatos» a las que podían contener riquezas desconocidas.
.
Aunque hay quien afirma que por ese nombre también se conocía a los pequeños rateros que hurtaban con astucia y engaño, una habilidad que recuerda al comportamiento de los gatos.
.
?¿Te lo imaginabas?