NOTICIAS

¿Sabías que los gatos también pueden padecer vitiligo?

Hoy se celebra el Día Mundial del Vitiligo, una enfermedad cutánea, crónica, no contagiosa que ocasiona un trastorno en la pigmentación de la piel y que, aunque nos parezca extraño, nuestros gatos también pueden padecerla.

Lo primero que podemos decir es que es una patología poco común en los felinos y se distingue porque va cambiando el color del pelo del original al blanco.

Es importante saber que la piel del gato contiene células que producen un pigmento muy importante que da color a la piel y el pelo del animal llamada melamina.

Cuando ya no se produce, debido a que las células se destruyen o mueren, existe la presencia de vitiligo.

La comunidad científica clasifica la enfermedad en dos tipos: focal, afecta solo una parte del gato; y generalizado, hay presencia de más manchas blancas en su cuerpo.

Aunque esta enfermedad es genética, no es visible en el nacimiento, pero las manchas van apareciendo con el tiempo.

El vitiligo se nota más fácilmente en un gato negro, sin embargo, esta condición puede afectar a felinos con pelaje de cualquier color y el siamés es la raza que tiene más probabilidades de heredar esta afección.

Es importante destacar que cuando aparezcan de repente manchas blancas en el cuerpo del gatito debemos acudir a su veterinario.

Esta patología, al igual que la humana, no es grave, ya que es indolora y sobre todo afecta su estética, por lo que no es algo de qué preocuparse.

En redes sociales, encontramos a Elli, una hermosa gatita de 5 años, que padece vitíligo y que vive en Alemania junto a su cuidadora.

Ella está pasando del negro al blanco y todas sus aventuras las puedes revisar en su cuenta de Instagram.

?¿Lo sabías?